image-160

22 732 15 29


geral@saespinho.pt

logotipo

Travessa da Fonte n.º 91
4500-553 Anta - Espinho 

Travessa da Fonte n.º 91
4500-553 Anta - Espinho 

pexels-shvets-production-7176325
arvoredigital1

Otras Dependencias

 

Las nuevas adicciones o nuevas incorporaciones engloban todas las nuevas formas de adicción que no implican la intervención de ninguna sustancia química. En estos casos, el objeto de la adicción es una conducta o actividad lícita y socialmente aceptable. Entre las nuevas incorporaciones podemos tratar:

pexels-lilartsy-1111597
pexels-shvets-production-8416924
pexels-kaboompics-com-5956
pexels-w-r-1450155
pexels-nataliya-vaitkevich-6837653
pexels-arun-thomas-1156684
pexels-masha-raymers-3068709
pexels-picjumbocom-196655
image-788

      PARTIDO

 

  • ¿Alguna vez has faltado al trabajo o la escuela para jugar?
  • ¿Alguna vez el juego ha creado un mal ambiente en casa?
  • ¿Alguna vez has sentido remordimiento después de jugar?
  • ¿El juego disminuye su ambición o eficiencia?
  • Después de perder en el juego, ¿sentiste la necesidad de volver a recuperar las pérdidas que tuviste? ¿O el deseo de ganar más?
  • ¿Sueles jugar hasta el último euro? ¿Alguna vez has pedido dinero prestado para jugar?
  • ¿Alguna vez has vendido algo para poder jugar?
  • ¿Alguna vez se ha descuidado a sí mismo oa su familia debido al juego?
  • ¿Alguna vez has jugado a olvidarte de los problemas?
  • ¿Alguna vez ha cometido o pensó en cometer actos ilegales para financiar el juego?
  • ¿Alguna vez el juego le ha causado insomnio o dificultad para conciliar el sueño?
  • Después de conflictos, decepciones o frustraciones, ¿sientes la necesidad de jugar?
  • ​¿Alguna vez ha considerado el suicidio o las autolesiones relacionadas con el juego?

 

Encontrar uno de estos signos debería certificarte que el juego es un problema serio en tu vida, incluso si tu mente intenta convencerte de lo contrario. La negación del problema es uno de los mayores obstáculos para obtener ayuda. La necesidad de apostar es tan fuerte que la mente encuentra muchas maneras de justificar la próxima apuesta, incluso cuando las consecuencias son obvias.

 

image-7

COMPRAS

La adicción a la compra, la compra compulsiva o la oniomanía es otra adicción en la que el mecanismo de dependencia no nace de una sustancia, sino de una conducta. Se puede describir como un comportamiento impulsivo irresistible hacia las compras que, una vez desencadenado, se vuelve irresistible. Se convierte en un problema complejo y algunas señales son:

  • Impulsividad en relación con el acto de comprar;
  • Ir de compras como forma de afrontar el estrés del día a día y relajarse;
  • Dificultad para ahorrar dinero, necesidad de gastar parte o todo;
  • Pensamientos intrusivos y necesidades de ir de compras;
  • Sentimientos de culpa después de comprar cualquier producto, porque parece irracional;
  • Comprar artículos que no necesita incluso sabiendo que tiene poco dinero disponible o comprar cosas incluso cuando no puede;
  • No muestre las cosas que compra ni mienta sobre el precio, por temor a ser considerado irracional por el comportamiento;
  • Compra cosas para ti, para sentirte mejor;
  • Estar nervioso, ansioso los días que no puede ir de compras;
  • Las compras excesivas te causan problemas financieros.

 

Encontrar uno de estos signos debería asegurarle que ir de compras es un problema serio en su vida, incluso si su mente intenta convencerlo de lo contrario. La negación del problema es uno de los mayores obstáculos para obtener ayuda. El impulso de comprar es tan fuerte que la mente encuentra muchas formas de justificar una compra, incluso cuando las consecuencias son obvias.

image-770

SEXO

 

En lugar de abordar la sexualidad como un juego, una relación, una comunicación, un intercambio de placer y/o sentimiento y un momento privilegiado de intimidad, algunas personas viven su sexualidad de manera obsesiva, volviéndose dependientes de ella. El comportamiento sexual es el medio por el cual el adicto alivia el estrés, escapa de sentimientos negativos o dolorosos, de relaciones íntimas que no puede manejar. Las relaciones sexuales se convierten en una necesidad fundamental a la que se sacrifica todo lo demás. Algunos signos de adicción al sexo son:

  • Sentir que el deseo sexual es más fuerte que la persona misma;
  • Encontrarse a menudo absorto en pensamientos y fantasías sexuales;
  • Pensar que su comportamiento sexual no es normal;
  • Su pareja (o su pareja) está preocupada o lamenta su conducta sexual;
  • A veces, el comportamiento sexual causa malestar emocional/físico o incluso dolor;
  • Preocupaciones de que las personas puedan descubrir actividades sexuales;
  • Alternancia entre períodos de intensa actividad y abstinencia sexual completa;
  • Ha habido intentos de detener un tipo específico de comportamiento sexual sin éxito;
  • Usar el sexo o las fantasías sexuales para escapar de los problemas de la vida cotidiana;
  • Sentimientos de culpa y depresión después de las actividades sexuales.

 

Encontrar uno de estos signos debería certificarte que el sexo es un problema serio en tu vida, incluso si tu mente intenta convencerte de lo contrario. La negación del problema es uno de los mayores obstáculos para obtener ayuda.

image-902

 

DEPENDENCIA AFECTIVA

 

El tema de la Dependencia Afectiva es actual, no sólo por razones psicopatológicas sino por los cambios culturales por los que ha venido atravesando la relación de pareja, la cual, tras no cumplir con ciertas funciones sociales rígidas, tiende a seleccionar estilos de adherencia ambivalentes y conflictivos y a favorecer la formación de enlaces frágiles e inconstantes. De ahí que exista una labilidad del objeto de amor entre las llamadas parejas disfuncionales.

 

Dependencia emocional, droga de amor, intoxicación psicológica, son algunos sinónimos de dependencia afectiva que tiene su origen en necesidades infantiles no satisfechas. Los niños cuyas necesidades de amor no han sido reconocidas y satisfechas pueden adaptarse aprendiendo a limitar sus expectativas y formando pensamientos como "mis necesidades no cuentan", "no les gusto" o "no soy digno de ser amado". ». Como adultos, los “adictos al amor” dependen de los demás para todo lo relacionado con el autotratamiento y la resolución de problemas. Estos son signos de esta dependencia:

  • Miedo a ser rechazado y/o abandonado;
  • La atención o presencia del otro es fundamental para su bienestar y seguridad;
  • Evite el dolor;
  • No confiar en su capacidad y en su criterio por lo que buscan la aprobación del otro;
  • Juzgarse indigno de amor;
  • El amor es obsesivo, inhibido;
  • Evite el riesgo de cambio;
  • Las relaciones amorosas son parasitarias y exigen absoluta entrega de la persona amada;
  • A menudo falta la verdadera intimidad;
  • Obsesión con necesidades imposibles y expectativas completamente irreales;
  • La necesidad desesperada de seguridad guía todos los proyectos emocionales.
image-78

INTERNET

 

Internet es un fenómeno multidimensional, por lo que la adicción a Internet adopta muchas formas. Adicción al cibersexo, adicción a las relaciones cibernéticas, sobrecarga informática, adicción informática. Por lo tanto, la adicción a Internet es una adicción conductual que involucra interacciones no humanas y que se asemeja a cualquier otro tipo de dependencia de sustancias, es decir, con respecto a la dependencia psicológica.

 

Algunas señales de advertencia podrían ser:

  • Preocupaciones sobre Internet;
  • Necesidad de una mayor cantidad de tiempo en línea;
  • Intentos repetidos de reducir el tiempo de uso;
  • Problemas de gestión del tiempo;
  • Problemas de estrés en la familia, en la escuela, en el trabajo, con los amigos;
  • Mentiras sobre el tiempo que pasan en línea;
  • Cambios de humor.

 

Encontrar uno de estos signos debería certificarte que Internet es un problema grave en tu vida, incluso si tu mente intenta convencerte de lo contrario. La negación del problema es uno de los mayores obstáculos para obtener ayuda. El impulso de navegar es tan fuerte que la mente encuentra muchas formas de justificar el tiempo en la web, incluso cuando las consecuencias son obvias.

image-955

TRABAJO

 

La Dependencia del Trabajo es un añadido al que se le da poca importancia, pero al examinarlo más de cerca se comprende que no se distinguen muchas de las formas “clásicas” de Dependencia, especialmente en lo que se refiere a la tendencia a la autodestrucción física, psíquica y social. Por lo general, el adicto al trabajo busca paliar sentimientos de ansiedad, vacío o baja autoestima, dedicándose por completo al trabajo, intentando “hacer mucho” para tener la sensación de que “vale mucho”.

Algunos signos para reconocer la adicción al trabajo incluyen:

  • Siempre corriendo y estando súper ocupado. No contento con hacer un trabajo a la vez, trata de hacer varias tareas en el mínimo tiempo necesario;
  • Cada actividad debe ser revisada siempre para comprobar que se ha realizado correctamente;
  • Las relaciones se desmoronan a causa del trabajo. Abandono de familiares y amigos, disminución de responsabilidades y pérdida de eventos importantes. De esta forma, se demuestra que el trabajo es más importante que la familia y las relaciones;
  • Nerviosismo. En ausencia de comportamiento, surgen síntomas de abstinencia;
  • Incluso fuera del trabajo, tener la mente ocupada con pensamientos relacionados con el trabajo (al conducir, comer, hablar con alguien, intentar dormir, etc.);
  • Impaciencia e irritabilidad;
  • Tolerancia. Necesidad progresiva de hacer más para lograr la misma emoción y, en el caso de la adicción al trabajo, para sentirse cada vez más apreciado;
  • Falta de tiempo para cuidar de sí mismo;
  • Saltarse comidas, perder el sueño, divertirse y hacer ejercicio.
image-455

MÓVIL

 

La dependencia de los teléfonos móviles es relativamente reciente y va en aumento cada vez más y en grupos de edad más jóvenes. Esta dependencia es un fenómeno que se retroalimenta únicamente como resultado de tu hábito diario. Hay varios tipos de dependientes de teléfonos móviles; adictos a los SMS que tienen una necesidad constante de enviar y recibir mensajes de texto; los dependientes de nuevos modelos son aquellos que constantemente y continuamente compran nuevos modelos de celulares; los “exhibicionistas” del celular, siempre andan con el teléfono en la mano, mostrando a los demás las funciones de su dispositivo; Los “game players” se caracterizan por un interés exagerado por los juegos móviles y los afectados por STL (síndrome phone on) tienen un auténtico horror al móvil apagado y sin batería. Funciones dependientes del teléfono móvil:

 

  • Le dan una importancia excesiva al móvil y no lo sueltan ni un momento;
  • Lo utilizan todos los días como instrumento principal de comunicación con los demás;
  • Cuando caminan con el celular sin batería sienten un gran malestar, ansiedad y en algunos casos ataques de pánico y angustia;
  • El uso del teléfono celular no está dictado por necesidades, sino que está impulsado por necesidades afectivas y relacionales;
  • Necesitan estar en contacto constante con alguien;
  • Buscan coartadas para justificar el comportamiento, como la conveniencia o la seguridad;
  • Tienen una gran necesidad de pertenencia, un deseo de reconocimiento por parte del grupo social;
  • A menudo sufren de fobia social o miedo a la soledad.

image-296

CO-DEPENDENCIA

 

Es en el ambiente de Alcohólicos Anónimos que nace y se desarrolla un concepto que precede a la Dependencia Emocional: la codependencia, definida esencialmente como una condición multidimensional, manifestada por cada disfunción o sufrimiento asociado a las necesidades o comportamientos de los demás. La codependencia es una forma poco saludable de soportar la vida como reacción al consumo de alcohol y/o drogas de otra persona. Es una necesidad imperiosa de controlar al otro, cosas, circunstancias/comportamientos en la expectativa de controlar sus propias emociones.

Algunos signos de codependencia son:

  • Sentirse responsable de otra persona, de sus sentimientos, pensamientos, necesidades, acciones, elecciones, deseos, bienestar y destino;
  • Sentir ansiedad, lástima y culpa cuando otras personas tienen problemas;
  • Di sí cuando quieras decir no;
  • Tratar de complacer a los demás en lugar de complacerte a ti mismo;
  • Tolerar el abuso para no perder el amor de otras personas;
  • Sentirse avergonzado de su propia vida;
  • Tener tendencia a repetir relaciones destructivas;
  • Tener miedo de expresar sus emociones abierta, honesta y apropiadamente;
  • Vive ayudando a la gente a vivir y creer que no saben vivir sin ti;
  • Tratar de controlar los hechos, las situaciones y las personas mediante la culpa, la coerción, las amenazas, la manipulación y los consejos para que las cosas salgan como uno cree que es correcto.
Create Website with flazio.com | Free and Easy Website Builder